Español English
22 de agosto de 2017, Uruguay.
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Suscribite al canal Suscribite al RSS
  • Noticias Institucionales

  • Noticias de Fútbol

  • Noticias de Hockey

  • Noticias de Tenis

  • Noticias de Rugby

Los 10 clubes de rugby más antiguos del mundo

England 01 1843 Guy’s Hospital
Ireland 02 1854 Dublin University F.C.
England 03 1857 Liverpool
Scotland 04 1858 Edimburgh Academicals
Scotland 05 1858 Merchiston Castle
Scotland 06 1858 St. Andrew’s University
England 07 1858 Blackheath Preparatory School Old Boys
Uruguay 08 1861 Montevideo Cricket Club
England 09 1861 Richmond F.C
England 10 1861 Sale

Con especial agradecimiento al Sr. Ross Hamilton, del Museo de Rugby en Twickenham, Inglaterra, por su ayuda en la recopilación de la lista de los primeros diez clubes de rugby más antiguos del mundo.

Sponsors

Direct TV Seguro Americano Amoblamientos del Este Vector

Twitter oficial: @mvccuy

Seguidores de @mvccuy

Noticias de Rugby

21/12/2011 - LA COLUMNA DE PANCHO BERRUTTI

La  semana pasada nos referimos a las diferencias existentes entre los conceptos de Táctica y Estrategia pero analizado desde el lado de la Estrategia. Hoy  ponemos el foco en la Táctica.

Previo a todo análisis, creemos importante  precisar lo siguiente: Muchas veces las confusiones se acentúan por las propias definiciones de los términos. Es el caso de la Táctica, esta se define  como aquello que el jugador decide hacer en determinado momento del partido. 

Creemos que es un concepto que por lo menos merece ser bien interpretado para no caer en una contradicción con nuestro tema central, por lo tanto, ya volveremos sobre el mismo al final del texto.

La salvedad que hacemos y tomando en consideración tal enunciado es que esta  es una forma de definir la Táctica desde el punto de vista individual, en nuestro caso nos interesa  analizarlo desde el punto de vista  del Equipo y como el elemento que concreta un Plan de Juego. Tal como lo hicimos con la Estrategia,  también  trataremos de ser lo más claros que podamos:

Como ya fue expresado la semana anterior, lo primero que hay que tener en cuenta es que la Estrategia antecede a la Táctica. Cuando hay que planificar un partido, se piensa una Estrategia  en función a determinadas variables internas y externas a nuestro equipo.  La Estrategia es el QUE vamos hacer, la representamos en un Plan de Juego y debemos determinar el COMO lo vamos a llevar a cabo en la cancha.

Cuando determinamos eso, tenemos un  Planteo Táctico.

La Estrategia es la idea general de cómo enfrentar el partido y la Táctica es la materialización de esa idea.

Para tomar un ejemplo bien sencillo: Conociendo nuestro equipo y estudiado el oponente,  decidimos mantener la posesión de la pelota, no patear  en 1ª Fase porque el rival es muy fuerte en el juego de contraataque. Esa puede ser una definición a priori y muy general de lo que vamos a realizar en el partido (Estrategia).

Ahora bien ¿Cómo la llevamos a cabo?

Siguiendo la cronología del juego: luego de la Obtención, armaremos subgrupos de ataque, con los apoyos perfectamente determinados, que nos permitan Avanzar, y en el peor de los casos patear estratégicamente  luego que hayan quedado espacios libres detrás de la Defensa para ganar terreno. Esta es la Táctica que vamos a emplear.

Pero puede pasar  que el rival es muy fuerte en el juego de contacto y no nos permite ni progresar ni desordenar la Defensa para la opción de la patada. Entonces, habrá que cambiar la Táctica  Pasaremos a un juego agrupado cerca de la fuente de obtención, de mayor control, con desprendimientos y  juego en ese eje.

La pregunta es: ¿Se cambió la Estrategia? La respuesta es No.  Esto nos  muestra que puede existir más de una Táctica para la misma Estrategia y cambiar en el transcurso del partido. También  se puede cambiar la Estrategia durante el partido ya que cambió uno de aquellas variables que consideramos previamente, por ej. el  viento .

En este caso, el Plan  podría ser: con viento a favor patear  a las esquinas y presionar; luego, con viento en contra, intentar progresar con la mano agrupadamente y si pateamos, que sea alto y a recuperar.

En este ejemplo se cambió la Estrategia en el transcurso del partido; para ambos casos deberíamos tener las Tácticas apropiadas y cuya éxito depende –finalmente- de la Técnica del jugador.

Es  importante remarcar que normalmente hay distintas  Estrategias y sus Tácticas correspondientes para las distintas zonas del campo; todos saben que no es lo  mismo jugar en nuestras 25 que en las contrarias o en la mitad del terreno. Tanto en Posesión como en Defensa. 

Del mismo modo, distintas Estrategias de Line, Scrum y Salidas y sus Tácticas respectivas. La Estrategia, expresada en el Plan de Juego y concretada con la Táctica, debe –como mínimo- contemplar estos aspectos.

 El otro aspecto que nos interesa tocar es el  de las definiciones y sus posibles contradicciones:

Decíamos en párrafos anteriores que la Táctica “es lo que el jugador decide hacer “; lo cual  –en lo personal- me lleva a pensar en cierto grado de libertad que se le da al jugador para que decida; entonces, como se inserta esa decisión Táctica en un Plan que nos indica  Qué tenemos que hacer?.

Si  la contraponemos –además- al de “Disciplina Táctica”, eso que todos los Entrenadores en algún momento le reclaman a sus jugadores,  como relacionamos a las dos?

En que quedamos? Decido que hacer o me ajusto a un planteo Táctico?. Parece una contradicción en sí mismo solicitar por un lado “disciplina” a algo en que el jugador por definición  está  “autorizado” a tomar una decisión.

Creo que lo correcto sería: la Táctica aplicada a una Estrategia es la que debe ser cumplida; para ello lo que determina la “Disciplina” sería el cuando y como realizarla;  no obstante, si  el movimiento programado no se produce tal cual lo imaginamos,  es ahí cuando el jugador  debe obrar con lo que se llama Inteligencia Táctica, tomar otra decisión, mejor para el equipo y este concepto es en definitiva el que une los dos.
Esta acción diferencia a los jugadores: aquellos que son capaces de tomar buenas decisiones tácticas y los que no.

Por último: será cada Entrenador el que ponga más o menos énfasis en la Estrategia y sus Tácticas, algunos programarán tanto que no dejan que los jugadores decidan; otros, confían en la inteligencia e intuición de sus jugadores para el juego, programan poco y son estos quienes  van resolviendo las situaciones que se les planteen.

A propósito: nuestro conocido Bernard Charreyre –asesor de la URU y hacedor en los últimos días de un Plan de Desarrollo- dijo acerca del rugbista uruguayo: “Tiene que ser más Táctico, la falta cultura Táctica,  es muy al estilo anglosajón: muy programado”.

Como en todas las cosas, lo mejor es buscar el equilibrio.

Por Francisco Berrutti

Comentá esta Noticia

Noticias anteriores

©

Montevideo Cricket Club

Camino Montevideo Cricket Club 1861 - Solymar - Canelones, Uruguay

Ruta Interbalnearia Km. 23.500

Tel (598-2) 696 4766

Desarrollo web por Solcre