Español English
28 de abril de 2017, Uruguay.
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Suscribite al canal Suscribite al RSS
  • Noticias Institucionales

  • Noticias de Fútbol

  • Noticias de Hockey

  • Noticias de Tenis

  • Noticias de Rugby

Los 10 clubes de rugby más antiguos del mundo

England 01 1843 Guy’s Hospital
Ireland 02 1854 Dublin University F.C.
England 03 1857 Liverpool
Scotland 04 1858 Edimburgh Academicals
Scotland 05 1858 Merchiston Castle
Scotland 06 1858 St. Andrew’s University
England 07 1858 Blackheath Preparatory School Old Boys
Uruguay 08 1861 Montevideo Cricket Club
England 09 1861 Richmond F.C
England 10 1861 Sale

Con especial agradecimiento al Sr. Ross Hamilton, del Museo de Rugby en Twickenham, Inglaterra, por su ayuda en la recopilación de la lista de los primeros diez clubes de rugby más antiguos del mundo.

Sponsors

Itaú Direct TV Seguro Americano Amoblamientos del Este Vector

Twitter oficial: @mvccuy

Seguidores de @mvccuy

Noticias de Rugby

01/09/2011 - VOCES DEL EXTERIOR VI

NOMBRE: Alejo Suárez Arocena
FECHA DE NACIMIENTO: 29 de abril de 1971
APODO: No
VIVE EN: La Asunción, Solymar.

¿Te acordas a qué edad llegaste al Club?

Me hice socio con mi familia, en 1984 aprox. (tendría que preguntarle a Mercedes). 

Y... ¿Quién te trajo?

Es año no nos fuimos de vacaciones y las playas de Montevideo estaban contaminadas. Teníamos unos vecinos (los Rodríguez Carrera), que iban al club desde chicos y motivaron a mis padres a hacernos socios. 

Practicabas otros deportes en ese momento pero al final, ¿por qué elegiste el Rugby?

En el 86 formé parte del plantel de natación del club y uno de los encargados era Leonel Pérez, quien en ese entonces estaba en la preparación física del plantel de rugby. Algo vió que me convenció para integrarme al deporte.

Mucho no le costó, porque era algo que quería desde tiempo atrás, sin tener claro porque. No había nadie en mi familia que hubiera jugado, solo de chico fui una vez a ver Teros-Pumas a la cancha del ejército en Bvar. Artigas y creo que eso me dejó prendido.

Cuando fui al club en el 84, había un intento de clínicas de rugby infantil que dio el Tano Cappesuto, a las cuales fuimos con Diego mi hermano, y eso fue el “calentamiento“. 

¿Tuviste la suerte de jugar en las juveniles del Club? ¿En cuales?

En eso no tuve mucha suerte, ya que mi generación fue bastante catastrófica. Jugué 2 años en M17 y 2 años en M19. La etapa de juveniles fue corta por no tener planteles suficientes y un rápido salto a 1a.

Fue hace bastante tiempo, pero te debes acordar de cuáles fueron tus técnicos de las categorías ¿no?

Empecé en m17 con 15 años, inicialmente dirigido por Juanillo Decia y el Renacuajo Casal. A mitad de año, luego de unos resultados bochornosos, fuimos tomados (los que quedábamos), por Chaplin Castillo. Terminamos ese año con una muy buena gira a Hurling. Luego no recuerdo la secuencia, pero estuvieron Fito O‘Neill, Rafa Zipitría, Pata Antoniol, Ricardo Fynn, Eduardo Fynn, y se me escapan otros injustamente.

¿Cuándo debutaste en primera? ¿Te acordas el primer partido?

Perfectamente, debuté al otro día de cumplir 18 años, el 30 de abril de 1999. Fue en un partido contra Los Cuervos en un campeonato de tiempo reducido por el aniversario del Old Christian‘s.

 Haciendo historia sabemos que tuviste la suerte de vivir  unas de las mejores épocas del Club (en cuanto a resultados), ¿Cómo se vivía esa etapa y hoy que recuerdos tenes?

Sin dudas fue la etapa más linda de mi vida en el club. Creo que por el impulso de la generación 76, liderada por Pablo Lemoine, se logró formar un grupo con un compromiso como yo no había vivido hasta entonces y no vi después. Fue la conjunción de muchos factores, pero creo que lo fundamental fue que había un grupo de amigos rugbiers, que lograron incorporar a algunos que teníamos unos años más y fomentar una cabeza competitiva en el grupo.

En el 96‘ 7 fuimos al mundial universitario en Sudáfrica y ese año estuvimos a un scrum de ganar el primer torneo a CPC, habiendo vuelto 2 días antes del Mundial, con algún lesionado estratégico.

El año siguiente alcanzamos nuestro mejor rendimiento durante la inolvidable gira a Sudáfrica, y por diferentes motivos que darían para unas cuantas columnas de Pancho, no cristalizamos en un campeonato Uruguayo posterior.

Una clara muestra de lo que fue ese grupo de jugadores/amigos, es que gran parte de nosotros nos encontramos algunos jueves y sábados en el club, con nuestras familias incorporadas. 

Sabiendo que sos hermano del "Dicky" (Diego Suárez), ¿les toco jugar juntos en primera?

Si y fue uno de los regalos que me dio la vida. Primero por las vivencias que acumulamos, jugando en el club y en la selección, compartiendo amigos y anécdotas. Pero también por haber disfrutado de jugar con tremendo jugador.

Los que conocen tu historia saben que fuiste un jugador de la Selección muy destacado, debe haber muchos momentos buenos vividos pero, ¿cuales fueron los momentos más importantes que te toco vivir como jugador?

Hubo varios partidos que me marcaron; era una etapa de selección signado por la impronta de Carrasco Polo en general y por Diego Ormaechea como capitán en particular. Sin dudas existía una exigencia de compromiso muy fuerte, que fue lo que llevó a ese grupo a terminar clasificando para el mundial. Desde el punto de vista deportivo, los partidos del Panamericano de Canadá en el 96‘, así como los del mundial universitario de Sudáfrica del 96‘, fueron los momentos más lindos que viví con la selección. 

Te preguntamos sobre tu debut pero ahora también queremos saber sobre tu último partido, ¿te lo acordas?

Muy claramente, fue el contra Chile en el 98‘en Carrasco Polo, por la eliminatoria para el mundial. Era el Hooker titular y pateador del equipo, tuvo que salir por una lesión de cuello menor. Ganamos de manera angustiosa, con un penal muy discutible en contra en la hora.

Luego por motivos de estudio, decidí abandonar la selección, ya que no podía dedicarle el tiempo que requería la preparación. 

Todos sabemos que vivís poco más que adentro del Club (La Asunción), ¿Elegiste ese lugar para vivir junto a tu familia por el Club?

Con Macarena decidimos comprar el terreno ahí en el año 97‘, y una de las razones fuertes era la proximidad con el club. En ese momento era plena etapa de transición desde Máximo Tajes y el club era bastante desorganizado, pero apostamos a que iba a seguir siendo algo importante en nuestras vidas. 

Nos gustaría saber, ¿cómo ves al Club hoy?

Con mucha felicidad veo un crecimiento del club. Por un lado en el rugby en particular, si bien los resultados no son los que nos gustarían, veo que hay un semillero gracias al trabajo de alguna gente, que va a dar sus frutos en algún momento. Hubo un período muy importante en que no se les dio nada de pelota a las juveniles y lo pagamos carísimo. Hay mucho para hacer y todo es mejorable, pero sin dudas el panorama es mejor que hace 5 o 6 años.

Hay que reconocer el laburo del Tano, Billy, José, Chapo, Santa y varios más que se me escapan. Es imposible no sentirse en deuda con el club en estos momentos, pero así como en el pasado colaboré en juveniles, ya va a llegar el tiempo de poder estar de nuevo colaborando en la formación de jugadores.

Por otro lado, la dirección y el impulso que le ha dado el Oreja y la directiva al club en los últimos 2 años, solo me genera felicitarlos y entusiasmarme con el retorno de un club con mucha vida, como supe disfrutar durante muchos años. En el club competí al fútbol, natación y rugby; jugué al tenis y también algún partido de hockey; disfruté la piscina con mis hermanos y mis padres; algunos fines de semana incluso era el lugar de almuerzo familiar.

Creo que intentar dar el marco para que se vuelva a incorporar esto al club, sin dejar de mirar al desarrollo del rugby, merece todo el apoyo de parte de nosotros.

 No podíamos dejar de preguntarte por "Paco y Quino", ellos juegan en las infantiles del Club, ¿Cómo ve y siente un papá eso?

Bueno, es difícil poder expresar lo que se siente ver a Paco y Quino con la azul y naranja. El hecho que ellos son los que pidieron para ir a jugar y entrenar, disfrutar de jugar y hacerse amigos, querer al club, compartir con los hijos de amigos míos, empieza a cerrar un círculo que alguna vez me imaginé se pudiera realizar.

Es muy emocionante verlos compartir la cancha, los festejos, los terceros tiempos, felicitarse por haber hecho un tackle o un try, el futuro dirá si tienen la suerte de disfrutar el club como yo lo disfruté y disfruto, pero la semilla está puesta.

Por último te agradecemos por compartir tu historia y te dejamos el espacio para lo que quieras agregar. ¡Muchas Gracias Alejo!

Sin dudas considero al club mi segunda casa. También es importante para mí, que mi mujer haya aprendido a querer al club tanto o más que yo, metiéndole muchas ganas y trabajo en algunos proyectos.

El hecho que se haya generado una amistad entre varias de las mujeres de los que jugamos juntos alguna vez, fortalece el sentimiento de pertenencia al club y creo que es algo que es fundamental para que exista una imagen de parte de los más chicos, sobre lo que es el rugby en el MVCC.

Comentá esta Noticia

Noticias anteriores

©

Montevideo Cricket Club

Camino Montevideo Cricket Club 1861 - Solymar - Canelones, Uruguay

Ruta Interbalnearia Km. 23.500

Tel (598-2) 696 4766

Desarrollo web por Solcre